MI BITÁCORA.

Todos los días recuerdo mis sueños. Mis sueños me maravillan, por eso me gusta relatarlos.

lunes, 10 de mayo de 2010

¡¡¡Quiero Ser Mejor!!!

colegio publico de BENICADIM; recogiendo fondos para la educación de los niños de NICARAGUA.

Profundamente…Si quiero que mi forma de vida sea el deporte…pero aprendiendo a ser mejor en todo, desde la base, ayudando en lo que pueda, siguiendo adelante.
Por eso aprovecho este cartel de la campaña para una educación internacional. Es un gran gol que marcamos y marcaremos, si creemos ser mejores, en todos los aspectos de la vida, para los que como yo sea sinónimo de deporte, adelante eso es honor.

Cualquier apoyo es bueno, solo un minuto al día, solo unos céntimos, a veces marcan la diferencia, entre la vida y la muerte. De unos pocos de unos muchos, nacidos para vivir dignamente como nosotros. Esta es una de las muchas razones para seguir, para crecer, para superarnos compañeros, para mejorar nuestras marcas, para cruzar la meta como es mi caso de momento, la meta de la escuela vida, esa que siempre risueña y sarcástica nos espera pacientemente, pero sabiendo esto llegaremos a ella como sabemos, dosificando, visualizando, y sobre todo guardando fuerzas para el sprint final…la vida...la muerte.
La mayoría jamás nos hemos permitido querer lo que realmente queremos, porque no podemos ver cómo va a suceder.
Somos el ejemplo, no debemos olvidarlo; ejemplo de los que nos siguen de los que creen en nuestra labor de deportistas. Hay una responsabilidad clara en nuestra forma de vida, para con las nuevas generaciones: si nos ven superarnos, sufrir disfrutando como solo sabemos hacer nosotros, amigos…vencemos en la competición más importante de todas las que participamos a lo largo de nuestras carreras deportivas…otra vez la vida.
“Y todo cuanto pidiereis en la oración, si teneis fe, lo alcanzareis”
Mateo  21, 22.- antiguo testamento.

Con este espíritu me dispuse. Me planteé realizar un entreno duro de sacrificio, de fuerza mental, y también otros aspectos como la alimentación,  en ejercicios de ocho horas o más sostenidos, puse a prueba mis músculos, tendones, ligamentos, estomago, y lo más importante, mi moral dura como el hierro del cual estáis hechos muchos de vosotros.
La semana anterior, había realizado un reconocimiento del terreno, de seis horas.
Hoy serian ocho horas,  de trail por la montaña, el Montgo.
vista nor-noroeste del Monte Montgo. desde el rompeolas sur. ciudad de Dénia.



vista sur-suroeste del Montgo, desde la pedania de Jesús Pobre.
vista este del Montgo. por donde ascendí el primer día, y descendí el segundo.


Mi querido Montgo, con la ciudad de Dénia, mi tierra natal, donde ya de niño he corrido sus secretos. No podía ser en otro sitio,  para entrenar más a gusto que aquí. Hacía muchos años que no ascendía a la cumbre, paro bueno voy por partes.
La idea era simular a ritmo vivo, una competición, para que fuera mas exigente el trail por la montaña.
El primer día lo acometí iniciando por el Camino De La Colonia, dirigiéndome hacia el noreste donde por la cresta, atacaría el desnivel 753mts a ritmo vivo, y luego en dirección hacia el suroeste bajaría por el lugar  Racó del bou, y otra vez al Camino De La Colonia.
desde la primera meseta, mirando al oeste
Mal día elegí para mi primer ascensión, pues nada más comenzar me tuve que poner el chubasquero, llovía bastante y cada vez estaba más nublado.
de esta manera se iba formando la nube.
Así estaba a 753 metros, no veía casi ni mis propios pies, y hacía años que no subía. Mi memoria del terreno era confusa cuando llegue a la cumbre, y como era de esperar me perdí.







desde la cruz, mirando al este.
Por esta cresta de más o menos dos kilómetros, ande literalmente a cuatro patas, durante casi hora y media.  Recordando que en un punto, había una gran cruz que conmemora un accidente aéreo allí ocurrido. Pues bien pensé “mas voy a disfrutar”, y como verdaderamente tenía miedo, sabía que no me pasaría nada y saldría del embrollo en el que estaba. Como digo tranquilo pero temeroso, a la hora y media encontré un albergue en ruinas y después la anhelada cruz, vendita cruz me curo todo. Ya me parecía asta que había exagerado, ni que fuera un Robinson, estaba en mi montaña, no podía perderme, me situé y a seguir.



la cruz, conmemoración a un accidente aéreo, durante la guerra civil Española.

Ese día termine bien con seis horas de campo a través, con la moral por las nubes.
Fue el primer contacto, a ritmo tranquilo y solo caminando, me dolían solo levemente las piernas.
Lo que el corazón me pedía, lo que necesitaba…ya venía.
El de hoy si que prometía ser un entreno en condiciones…pues recorrí todos los caminos y sendas de la montaña, pocos rincones deje, pero en la próxima tengo intención de visitarlos. O si encuentro algún loco que me acompañe, recorrerlo de noche.

ladera oeste-noroeste. punto de partida.


El inicio fue por la ladera oeste-noroeste, y ya a ritmo vivo, nervioso porque estaba experimentando con las bebidas de taurina y cafeína, muy mal me sientan por cierto, me puse como una moto, subiéndome la temperatura y ritmo cardiacos como era de esperar. Pase el primer punto Racó del bou, me dirijo hacia el oeste-suroeste.


MI PARTE FAVORITA DE LA ASCENSIÓN, LADERA OESTE, EL ACCESO ES DIFÍCIL Y PELIGROSO, NO ES DEMASIADO LARGO EN DISTANCIA, PERO EXIGENTE.




               vista del puerto marítimo de Dénia.







Siguiente punto, ruinas del Poblado Ibero, dirigiéndome hacia el sur, y bajando asta la misma población de Jesús Pobre. 
zona suroeste, hay que afrontar duras pendientes.
Empiezo de nuevo a ascender por la zona suroeste, bastante inclinada y abrupta.
coronando primera meseta, al fondo hacia el noreste, una de las cimas.

Al llegar a la primera meseta, me dirijo hacia el oeste, hacia el siguiente punto, Coll De Pous y Punta Benimequia, atravesando los pocos parajes vírgenes que nos quedan en el parque natural del Montgo.
al oeste, el Coll de Pous, este bosque virgen todavia, me parece mistico, la zona era de caza, ya hace mas de 5000años.


algunos campos de la zona de BENIMAQUIA, en la parte mas oeste, son de mucha belleza.

En este punto ya acumulaba tres horas de marcha, alternado correr donde podía. Tuve muchos problemas con la alimentación, los geles que ingerí no me sentaban bien, y las barritas tampoco, recurrí a los bocadillos de miel con jamon que llevaba, y a seguir.
Al segar al llano de la meseta, otra vez empecé a disfrutar con las vistas, a pesar que estaba sufriendo muchísimo. Pero nada iba a romper el pensamiento el espíritu de mi fortaleza, me deleitaba con las instantáneas que iban quedando gravadas en mis neuronas…
desde el pueblo Ibero, pueblos de Gata y Pedreguer en llanura, al fondo montañas Ilicitanas: mirando al sur.

vista hacia el sureste, la cumbre de Benitachell a la derecha, y al fondo izquierda, el peñor de Ifach.

Llegando a los quinientos metros, ya iba a 150 pulsaciones, una locura, con unas terribles nauseas seguía caminando. Unos fantásticos montañeros me saludaron, y dos águilas me pasaron casi despeinándome por encima justo de mi.
desde el oeste, dirigiéndome hacia el noreste, para atacar la cumbre, punto mas elevado sobre el mar.
los montañeros son gente sana y amable, siempre dispuesta.
Tome un gel, bebí agua pura, comí un bocadillo, y reviví, como si me hubieran puesto un motor, imprimí un buen ritmo, corriendo a tramos de 20´y sobre todo disfrutando como un niño, llegue a emocionarme con el pensamiento que me había llevado hasta allí.



Ya iba bien orientado,  no estaba nublado como la ultima vez y podía ver las señales de los expertos montañeros que dejan por las sendas que luego seguimos todos.







a punto de coronar la cumbre. mas abajo las crestas donde anduve perdido en la niebla en la jornada anterior.


la cumbre. vista hacia el este, al fondo el cabo san martín.


vértice
 geodésico en la misma cumbre.
Empecé un estrepitoso descenso por la cresta noreste, que el día anterior había realizado a la inversa para arriba, pues hoy bajaba, y como bajaba corriendo, disfrutando más todavía, mirando donde apoyaba, trabajando la técnica.








panoramicas de gran belleza, durante la bajada, por la cresta este.




foto de abajo: vista al oeste, costa brava mi tierra.







inicio de la bajada por la cara norte, y despues poco a poco hacia el este.


rodando hacia el este.

 




con precaucion corriendo como podia.
una locura el descenso. adrenalina pura       

Una vez en el llano, por el Camino De La Colonia, me dirijo otra vez hacia el oeste, para buscar mi punto de partida, llevando siete horas de Trail. Todavía tuve tiempo de pasada en pensar de donde sacaban el agua las personas que en la antigüedad habitaron las muchas grutas que hay por los parajes que atravesé.

  la gruta del Camell. habitada por un hombre santo en 1.600d.c.

Llegue al punto de partida con ocho horas y un minuto de locura, me dolía todo, tenía un montón de ampollas en los pies, pero estaba feliz de poder completar un entreno, simulando competición, sobrevivir  superar los problemas, y bien pues había luchado y comprendido todo esto que era importante para mí, el esfuerzo necesario para ir a los duros momentos que me esperan,  las pruebas que  completare con éxito como los 100k de Madrid en junio; Y LO QUE VENGA!...
¿Como un corredor como yo?, cambia a este tipo de cosas, ¿cómo es la transición de un Runner a triatleta?. Como amo cada vez más el agua, como me cambia la perspectiva de la vida, como me fortalece como persona…eso es otra historia, de momento este es mi plan de entreno para esta semana, y después a seguir……


Después a seguir con el Tri, con el largo camino que he elegido…
Construyendo esa armadura que un día enfundare, esa armadura metálica que muchos de vosotros ya os ponéis…si esa ARMADURA…





Ya en casa, a unos diez kilómetros de mi ciudad natal, veía la montaña Montgo, sentí una profunda tristeza que casi no me dejaba contener las lagrimas, por que se había terminado el día, por que había sido ocho horas plenamente feliz, porque rezaba se volviera a repetir, solo entrando en casa reuniéndome con mi familia, logre serenarme, darme cuenta, que no era más que nostalgia, que seguía siendo feliz, y por esto me emocionaba. Parte de mi, se unió a la montaña, se fortaleció mi mente y mi espíritu… allí ese día, todo quedo gravado en mi ser. Este sentimiento seguiré fortaleciendo.
“Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, estás en lo cierto” Henry Ford.   1863
Honor y fuerza.
Gracias.
Joan Corre.












 

7 comentarios:

joprivi dijo...

Amigo Joan eres un poeta del deporte, primeramente decirte que con poco que aportemos cada uno cual grandes cosas se pueden hacer sobre todo para los mas necesitados.
Tu cronica de la ascensión al monte Montgo me ha parecido endorfinica, con esas maravillosas estampas, me he introducido en tu mundo y la verdad respiraba tranquilidad y el aire sano y puro de la aventura.
Fenomenal entrada, bonita Denia, y genial poeta Dianense eres.
Saludos

Joan Corre dijo...

hola Jose, muchas gracias.
así es compañero, siempre exigimos nuestros derechos, pero ...a veces olvidamos nuestros deberes para con los desprotegidos.
nunca me habían llamado poeta del deporte, seguiré con esta linea de vez en cuando.
amigo Jose nos esperan grandes éxitos... aprovechemos.
un abrazo.
Joan.

Saturnino dijo...

Grano a grano se llena el saco, siempre es importante colaborar con los más necesitados.
Si ahora descansarás, pero vaya dos tutes que te has metido; aunque disfrutando del entorno, bueno más el segundo día.
A seguir con esas bonitas salidas.
Un saludo.

Joan Corre dijo...

hola SATUR, QUE TAL?.
tu aptiTud desde el primer post que ley me gusto, granito a granito también vas haciendo kilómetros, seguro que recorremos un millón mas.
saludos.
Joan.

Ursus Andinus dijo...

Querido Joan, realmente eres una persona que despierta admiración y quien inspira a muchos.

Que linda forma de relatar tus entrenamientos, que ganas de poder estar allá y acompañaros en una ruta nocturna, o que vengas y pruebes un poco lo que son los andes, claro con el extra que no hay senderos marcados y habría que llevar el mapa y brújula (con lo que no me pierdo aún sea con neblina a 4700 de altura).

Ya veré para darle a mis entrenamientos un toque tan interesante de trail, irme a las montañas y bosques. Fuerza que el gran objetivo de los 100K te espera...

Un gran abrazo desde la mitad del mundo.

Gandho

Joan Corre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Joan Corre dijo...

hola estimado GANDHO, tus palabras son un gran estimulo, para seguir el largo camino.
te agradezco que valores tan positivamente las narraciones que divulgo, pues esa es mi intención servir de ejemplo para que otros con circunstancias parecidas a las mías, sigan con el espíritu bien lleno; como el mio después de leer tu dedicatoria.

me gustaría que trajeras una brújula para cuando nos veamos pues es mi deseo que me instruyas un poco con la orientación, de la cual te manejas mas que bien.

espero cumplas todos tus objetivos de esta temporada, y la guinda ese ironman en México, sera para ti, y tus amigos también... una guía una llama que encendiste ya hace algún tiempo y que veo tiene mecha y mucha, para tiempo.
muchos éxitos.
saludos y un abrazo desde el otro lado del charco.
JOAN.