MI BITÁCORA.

Todos los días recuerdo mis sueños. Mis sueños me maravillan, por eso me gusta relatarlos.

sábado, 1 de octubre de 2011

Esteroides anabolizantes androgénicos. (Educación e información como y para la prevención).






A veces algún amigo después de leer comentarios míos, me dicen: que porque, no me extendía mas en cuanto a todo lo que ocurría en el mundo deportivo con el tema del doping.  Yo desde mi punto de vista siempre constructivo no podía aportar otra cosa que un post más informativo que critico o denunciante. Este es un asunto de máxima actualidad hoy en día y podéis seguirlo por prensa o por la red.
Es un tema largo y complejo pero después de investigar y leer, revisado algunos autores y razonado toda información a mi alcance, aquí os dejo mi humilde comentario para que podáis razonar,  resumido claro todo lo que yo mismo he concluido. Matizar que solo he incluido los esteroides anabolizantes como vivo ejemplo, por entender que hoy es la más consumida como media en la mayoría de los deportes de fuerza y resistencia.
Aquí tenéis una pequeña lista que es sobre la que yo he realizado mi trabajo:


Un vistazo y revisión:

En el caso de la fuerza y la resistencia, muchos se vuelven hacia el lado oscuro, vendiendo su  alma al diablo, por unos segundos, por unos centímetros de bíceps o por cuatro pedaladas extras para así lograr derrotar a su adversario o simplemente y cada vez más entre los atletas populares para sentirse más fuerte y veloz. Se estima que uno de cada tres deportistas intentan en algún momento de su vida deportiva,  mejorar químicamente su potencial físico con esteroides anabolizantes, drogas sintéticas derivadas de la testosterona o con alguna sustancia  prohibida de las que dispone el mercado negro un sin fin.
En un principio, muchos creyeron que el uso de esteroides y otras sustancias que cito se limitaba a unos pocos deportistas de elite y culturistas también, que ponían en riesgo su salud para alcanzar la cima de su deporte dinero, fama y por ultimo títulos. Esto no es así…
 
Dos de cada tres deportistas usuarios de esteroides son deportistas de ocio sin intención de competir a nivel profesional. La mayoría de ellos  consumen estas drogas por motivos personales, persiguiendo una mejora en el rendimiento y cosméticamente en su físico, tan solo desean destacar un poco en sus marchas,  pequeños eventos locales o regionales y simplemente en la playa para lucirse en todo momento como deportista, el culto al cuerpo cada vez tiene más adeptos.
La mayoría de los consumidores de esteroides tienen entre 20 y 40 años, pero no hay que poner la mano en el fuego, pues hay excepciones desgraciadamente,  estas excepciones suponen el 10 por ciento. Las revisiones indican que del 2 al 5 por cien de estos consumidores son estudiantes de bachiller para más alarma y preocupación. El habito de consumo de esteroides puede comenzar en la edad juvenil y continuar durante diez años o más.
Quisiera antes de pasar en profundidad  a explicar acción, dosis, regímenes y efectos secundarios de los esteroides y sus riesgos para la salud. Matizar un poco lo expuesto comparándolo con los suplementos nutricionales que todos los adeptos a ellos tomamos, vitaminas, batidos de hidratos, bebidas ISO y demás sin fin de oferta existente en el mercado todo ello del todo legal y controlado por las administraciones competentes del ministerio que le corresponde en este caso en el campo de la salud pública.
Hay dos tipos de deportistas totalmente opuestos en cuanto a la opinión del consumo y la ayuda de suplementos deportivos:
Uno el que siendo un excelente deportista y destacado competidor como podría ser el caso de: Donavon Guyot, brillante joven director ejecutivo del TrainingPeaks, siempre ha declarado a los cuatro vientos no haber consumido nunca ningún complemento ni vitamínico, como ayuda para su rendimiento deportivo. Esto no le impidió ser un destacado triatleta nacional de clase pro nacional en su país. El otro como digo prácticamente vive de los suplementos deportivos: Brad Culp, editor de la prestigiosa revista triathlete, este también destacado triatleta, consiguió retener muchos años el record del segmento de natación del Ironman de Florida U.S.A.
Estos ejemplos  opuestos en cuanto al consumo de ayudas nutricionales en el deporte,  sirven para meditar y razonar… utilizar suplementos no es una cuestión que tenga una respuesta universal correcta o equivocada, contrariamente al tema de los anabolizantes que si tiene una respuesta clara en cada individuo en el pueblo y por lo consiguiente en la ley que regula los mismos.
Acción de los esteroides:
 
La testosterona, que es el ingrediente activo de los esteroides anabolizantes, tiene dos efectos en el organismo: anabólico y androgénico. La acción anabólica incrementa la recuperación, la resistencia la fuerza, masa muscular y ósea, también reduce la grasa corporal. Esto evidentemente asegura un balance nitrogenado positivo, estimulando la síntesis de la utilización de los recursos almacenados en nuestro organismo muscular principalmente. Las acciones androgénicas son las responsables de los denominados caracteres sexuales, que convierten a los niños en hombres.  Todos los cambios que ocurren en ellos en la pubertad; voz grave, piel grasa, crecimiento del vello corporal y facial, desarrollo de los órganos sexuales, y el incremento del impulso sexual. Todo ello se debe a la aparición de la testosterona en el transcurso de esta etapa de su vida. Un varón joven adulto produce unos 10 miligramos de testosterona al día; aproximadamente, 70 miligramos a la semana. La concentración de testosterona circulante por el organismo en sangre es de unos 300 a 1.000 nanogramos por decilitro (ng/dl). El nivel medio en un hombre adulto es de 500 ng/dl.
Cuando se razona sobre las dosis de esteroides, hay que distinguir entre las terapéuticas, dirigidas a restablecer los niveles normales de testosterona, y dichas suprafisiológicas, no utilizadas desde un punto de vista médico y empleadas para la mejora deportiva en general cada individuo con su deporte habitual que practica. La dosis semanal de reemplazamiento de testosterona es de unos 100 miligramos. De acuerdo con los datos científicos que he consultado, se necesita una dosis semanal de, al menos, 300 miligramos de testosterona para obtener beneficios visibles. Esta dosis es la equivalente a los niveles de testosterona de varios hombres. Hay que usar el término; mas de la cantidad normal.
Varios autores desarrollan en sendas tesis científicas interesantes estudios realizados por sus colegas, sobre el tema testosterona; primero, una dosis de 600 miligramos semanales de Anantato de testosterona , administrada durante un periodo de 10 semanas , produce una ganancia de unos 5,5 kilos de masa muscular libre de grasa y un 40 por ciento de incremento de la fuerza y la resistencia; habría que ver para que especialidades deportivas es interesante en este caso, pero no obstante espectacularmente alarmante. Segundo, el causante de tan espectacular ganancia es la testosterona, la que por hipertrofia hace desarrollar tan rápidamente la masa magra y la potencia de estas fibras musculares, acompañado claro,  del aumento de su área de sección (musculo). Tercero, estos efectos anabólicos son dosis/dependientes. En el caso de dosis más pequeñas 125 miligramos semanales o menos; no elevan los niveles de testosterona orgánica por encima de los niveles normales. Solamente cuando la dosis es por encima de los 300 miligramos semanales de esteroides se triplica el nivel normal de testosterona. Una dosis de 300 miligramos a la semana triplica como digo el nivel normal de testosterona, y la de 600 miligramos/semana lo eleva más de seis veces. Como resultado la dosis de 600 miligramos casi duplica el área de sección de la fibra muscular; incrementando dichas ganancias físicas a todos los niveles.
La testosterona ejerce este efecto anabolizante actuando directamente sobre el propio musculo. La hormona se une a los receptores androgénicos de la célula muscular, estimulando la síntesis proteica e induciendo al musculo su desarrollo. Esta hormona también tiene otras acciones anabólicas complementarias en diferentes partes del organismo. Estimula la liberación de la hormona del crecimiento y realiza un efecto anticatabólico que ralentiza la degradación de las proteínas. También tiene un efecto en el comportamiento cerebral, que podría influir positivamente en el afrontamiento de la intensidad del entrenamiento, incrementando así la fuerza y resistencia muscular.
Como resultado de recientes investigaciones, la testosterona se está prescribiendo actualmente como tratamiento médico para los trastornos de la nutrición relacionados con el sida y como terapia de reemplazamiento hormonal en los hombres mayores  con la testosterona baja (la denominada andropausia). También se ha encontrado que acelera la curación de algunas lesiones musculares y alivia los síntomas de la depresión en los hombres.
Dosis y regímenes de esteroides:
Cuando se tiene que discutir sobre regímenes de esteroides para desarrollar e incrementar el rendimiento de los músculos, se presenta un gran problema: la información no está basada en investigaciones clínicas científicas. Los regímenes de dosis de esteroides son anecdóticos, basados en testimonios boca a boca. En ausencia de orientación medica, los usuarios de esteroides se dejan llevar por sus propios criterios. Los regímenes y dosis de drogas se han desarrollado mediante el sistema de prueba y error, transmitido por los usuarios veteranos o a través de manuales sobre esteroides, escritos bajo cuerda por autoproclamados gurús de los anabolizantes.
 
El resumen de un interesantísimo estudio realizado sobre 100 consumidores sobre los regímenes y dosis,  ahora detractores de esta práctica, dice: que las dosis que utilizaban oscilaban entre los 250 y los 3.200 miligramos por semana. La mayoría de ellos (88 por ciento) consumía menos de 1.000 miligramos/semana. Algunos, que querías ser más precisos con sus dosis, las calcularon utilizando la siguiente fórmula: un miligramo de esteroides por kilo de peso corporal y día. Para alcanzar estas megadosis, la mayoría combinaba dos o más clases de esteroides; un proceso conocido como: de acumulación.
Los anabolizantes suelen usarse en ciclos de 4 a 12 semanas. Luego descansan de 4 a 6 semanas para limpiar el organismo. La mayoría de estos consumidores suelen usarlos más de seis meses por año. Un gran grupo de estos deportistas estudiados admitieron tomarlos las 52 semanas del año.
El uso de drogas no se limita a los esteroides anabolizantes. Aparentemente, nueve de cada diez de estos usuarios siguen un régimen multifarmacologico, consumiendo una mezcla de medicamentos a la carta, además de un montón de diferentes clases de esteroides. Estos fármacos accesorios los consumen por varias razones, agrupándolos en grupos según sus efectos deseados.
Drogas termogénicas para quemar grasa, tales como el clembuterol, la efedrina y las hormonas tiroideas son comunes entre los consumidores de esteroides. Agentes anabolizantes no esteroideos, como la hormona del crecimiento y la insulina, están ganado popularidad, especialmente entre los deportistas de competición. Los diuréticos se vienen utilizando en un intento de hacer desaparecer el agua subcutánea antes de la competición, y otros productos específicos se inyectan en algunas partes del cuerpo para mejorar la simetría y las proporciones musculares, ó sea descompensaciones que casi todos tenemos en más o menos proporción. También se consumen otros medicamentos para reducir los efectos colaterales asociados al uso de esteroides. Por ejemplo, el tamoxifeno, medicamento antiestrogenico, se emplea para prevenir o tratar la ginecomastia inducida por esteroides. La gonadotropina coriónica humana (GCH) se usa algunas veces para reiniciar la secreción de testosterona endógena al final de un ciclo de consumo para minimizar la perdida muscular y los síntomas de abstinencia.
Muchas de estas drogas accesorias son potencialmente más peligrosas que los propios esteroides. El uso sin supervisión médica de insulina, diuréticos y tiroxina pueden hacer estragos en los pasillos de urgencias colapsando los mismos. Es muy alarmante y preocupante que los jóvenes deportistas sanos lleguen a consumir más drogas que sus propios abuelos, efectos de múltiples e incrementables enfermedades.
Efectos secundarios de los esteroides y riesgos para la salud.


Debido a sus potenciales riesgos para la salud, los esteroides anabolizantes están clasificados como sustancias ilegales y prohibidas por muchas organizaciones deportivas. El hecho es que la testosterona, que es el ingrediente activo de los esteroides anabolizantes, verdaderamente funciona. Desarrolla la masa muscular y aumenta el impulso sexual. El problema es que esta hormona, igual que otras muchas drogas, es potencialmente dañina.
Este artículo lo he escrito en base a mi propio razonamiento y el de muchos otros, claramente busco también el vuestro, por esto:
Os planteo:
¿Qué peligros encierran estas drogas?
¿Debemos creer las noticias aterradoras que aparecen en prensa sobre muertes relacionadas con los esteroides y las tácticas empleadas por los responsables profesionales de la salud?
Si son tan peligrosos, ¿Cómo es que miles de deportistas las consumen?
Estas preguntas claves…
Existen muchos potenciales efectos colaterales asociados a los esteroides anabolizantes y androgénicos. La acción anabolizante de testosterona desarrolla los potenciales musculares, pero sus propiedades androgénicas pueden afectar adversamente a muchos sistemas orgánicos, incluyendo el cardiovascular, hormonal, reproductor, digestivo y nervioso, además de la piel. Después de revisar los autores a mi alcance aquí tenéis una tabla con los efectos que he encontrado adversos, invito a quien pueda aportar más luz no dude en hacerlo.



Generales
Acné
Ginecomastia
Estrías en la piel
Retención de liquido (edema)
Alopecia androgénica
Aumento del vello facial y corporal
Atrofia testicular
Disminución del volumen de esperma
Fluctuaciones del impulso sexual

Incremento de la presión arterial
Elevación del colesterol
Toxicidad hepática
Hipertrofia de la próstata
Supresión hormonal
Cambios de humor ( irritabilidad)
Adicción o dependencia
Síndrome de abstinencia

Relacionados con la inyección
Dolor
Hematomas
Tejido cicatricial
Infecciones y abscesos
Lesiones del nervio
HIV o hepatitis (contagio por agujas)
Legislación C.O.I.
Sustancia prohibida (dopante) de la que os detallo con un gran resumen el artículo que os hará idea de lo que les pasa a los tramposos cuando son sorprendidos.


Artículo 361 bis. Añadido por Ley Orgánica 7/2006, de 21 de noviembre.

1. Los que, sin justificación terapéutica, prescriban, proporcionen, dispensen, suministren, administren, ofrezcan o faciliten a deportistas federados no competitivos, deportistas no federados que practiquen el deporte por recreo, o deportistas que participen en competiciones organizadas en España por entidades deportivas, sustancias o grupos farmacológicos prohibidos, así como métodos no reglamentarios, destinados a aumentar sus capacidades físicas o a modificar los resultados de las competiciones, que por su contenido, reiteración de la ingesta u otras circunstancias concurrentes, pongan en peligro la vida o la salud de los mismos, serán castigados con las penas de prisión de seis meses a dos años, multa de seis a dieciocho meses e inhabilitación especial para empleo o cargo público, profesión u oficio, de dos a cinco años.

Ahora matizare algunos efectos adversos interesantes para seguir razonando sobre ellos…


Atrofia testicular. Cuando se utiliza esteroides anabolizantes, el organismo detecta una sobrecarga de testosterona y los testículos dejan de sintetizarla. Como muchos otros tejidos orgánicos, los testículos funcionan sobre la base (si no se usa se atrofia). Cuando no trabajan, disminuyen en volumen (atrofia). Por eso, mientras vas recorriendo las tiendas buscando calzoncillos de una talla más grande o unas mallas más grandes para enfundarte tus cuádriceps, también deberías de comprar una remesa de calzoncillos extra pequeños. El modo de evitar este periodo de inutilización testicular autoinducida es dejar de utilizar esteroides. Eventualmente, los testículos recuperaran su tamaño original, pero esto necesitara mantenerse libre de consumo durante seis meses o más según genética. Algunos usuarios de esteroides intentan acelerar este proceso utilizando fármacos tales como la gonadotropina coriónica humana o el citrato de clomifeno. Estas sustancias, indicadas para la infertilidad. Pueden hacer funcionar a los testículos dormidos y ponerlos en acción, pero el efecto es solo temporal. En líneas generales no se puede evitar este síntoma adverso. (Desaparecerán los testículos).



Ginecomastia. El desarrollo de tejido mamario excesivo afecta a uno de cada tres hombres usuarios de esteroides. Lo que ocurre es que una parte de esa testosterona extra circulante por el organismo va a convertirse en hormona estrogénica, lo cual conduce al desarrollo de un par de apéndices femeninos. Para muchos usuarios, este efecto secundario es reversible (cuando dejan de gastar las drogas, la ginecomastia desaparece) pero no siempre es así. El tratamiento de este efecto adverso es un medicamento antiestrogénico denominado tamoxifeno, en dosis de 20 miligramos diarios. Esta prescripción como medicamento puede usarse para tratarla o prevenirla antes de que aparezca. Hay casos persistentes de ginecomastia que no responden a tratamiento y no dejan opción a la solución quirúrgica.
Cambios en la piel. La testosterona se convierte en de hidrotestosterona  (DHT), un subproducto que vuelve a la piel más grasa, causando acné. La DHT también puede acelerar la alopecia androgénica. La prescripción de finasteride puede ayudar a bloquear la conversión de testosterona en DHT. También se puede ver afectada la elasticidad de la piel, dando lugar a lesiones en forma de estrías dérmicas.
Abstinencia. Alrededor de un 70 por ciento de usuarios de esteroides presentan graves síntomas de abstinencia. Estos síntomas incluyen perdida de volumen muscular y de fuerza, fatiga, disminución de la libido y depresión. Como ya hemos razonado al dejar el ciclo los niveles de testosterona caen evidentemente. Esto es, como si se fuese la gasolina, los niveles de testosterona se quedan como los de un niño que empieza a caminar. Los usuarios se sienten extremadamente débiles. Los músculos encogen, la fuerza se hunde y el interés por el sexo literalmente desaparece.
Adicción. La reacción automática a la abstinencia es la de conseguir algo más de esteroides lo antes posible…se siente la necesidad de toda esa testosterona bombeándose por el torrente sanguíneo; y esto representa una forma de dependencia psicológica y física. Es como de repente ir al trabajo en bicicleta cuando estamos acostumbrados a ir en un Ferrari, pero ya estamos abajo, a punto de tocar fondo, un oscuro y tortuoso camino nos espera, pues están alcanzándonos consecuencias y riesgos para la salud devastadores.
Por último en cuanto a efectos secundarios decir: que contrario a lo que la mayoría de gente piensa y comenta en el mundo deportivo de que los esteroides dañan los tendones. Hay estudios científicos recientes que matizan este tema y lo dejan claro. Los esteroides anabolizantes no reducen la fuerza de los tendones ni infringen alteraciones bioquímicas o anatómicas significativas en el tejido tendinoso.  Sin embargo hay que prestar atención: estas drogas aumentan considerablemente el volumen y la fuerza, en pocas semanas, teniendo los tendones y ligamentos un flujo sanguíneo más pobre que los músculos. Se sitúan en una clara descompensación y peligro, a causa del gran estrés al que ahora son sometidos por las tensiones que deben soportar. Pudiendo tener una lesión derivada de la gran sobrecarga a la se encuentran. (Los músculos crecen sin medida, pero los tendones no crecen al mismo ritmo, por lo que de ahí la descompensación).
La cuestión de la administración (esto lo he recopilado para simplemente quien ha probado, es consumidor, tiene pensado probar y quiere saber más, he sentido como un compromiso para con vosotros y creo firmemente que debéis plantearos todo).
Ese individuo del gimnasio como un gorila, ese individuo del tartán que se hace el 1.000mts en 3´00´´ o ese compañero cicloturista que sube los puertos como si la vida le fuese en ello… pues si amigos así es,  la vida le va en ello. Por favor no le felicites no le des una palmadita en la espalda, estáis haciéndole mucho daño, un daño muchas veces irreparable, después de todas las inyecciones de esteroides que se ha pinchado. Las jeringuillas representan una buena parte del juego de los esteroides. Nueve de daca diez usuarios de estas drogas se las inyectan; y después de tantas inyecciones llega un cierto número de problemas relacionados con ellas. Como la mayoría de las drogas, los esteroides anabolizantes pueden administrarse por vía oral o por inyección intramuscular. Los comprimidos son un modo conveniente de tomar medicamentos: simplemente se meten en la boca y se tragan. Por contrario, los inyectables requieren una jeringa, una aguja y una herida punzante.
Loa efectos secundarios de los esteroides son similares tanto para las versiones en comprimidos como inyectables. En términos generales, los riesgos para la salud están fundamentalmente relacionados con la dosis: cuanto mayor sea esta, mayor será el riesgo. Sin embargo, pastillas e inyectables son diferentes ligeramente en cuanto nos referimos a complicaciones.
Los comprimidos son potencialmente más dañinos para el hígado. Cualquier medicamento adsorbido por vía intestinal pasa a través del hígado antes de distribuirse por todo el organismo. Cuando se toman dosis grandes, la versión oral de los esteroides anabolizantes puede alterar la función hepática. Por esta razón, muchos usuarios eligen formas inyectables con el fin de minimizar los efectos tóxicos sobre el hígado. Las versiones inyectables se colocan en el interior del musculo y se liberan directamente al torrente circulatorio, evitando su paso por el hígado. Esto significa que pueden inyectarse dosis mayores sin un gran trastorno para ese órgano. Pero hay elementos de compensación entre beneficios y perjuicios. Aunque el hígado se libra parcialmente de la toxicidad del medicamento, clavar una aguja en el cuerpo no está exento de riesgos, especialmente si la persona que pone la inyección no está entrenada para llevar a término tal procedimiento. Los problemas de las inyecciones no están relacionados con el tipo de droga que hay en la jeringa; son puramente el resultado de la herida que produce la aguja. Los efectos secundarios habituales de una mala técnica de inyección son dolor, hematoma, aparición de tejido cicatricial, lesión de un nervio, infecciones o abscesos y HIV o hepatitis por agujas compartidas.
La inyección intramuscular infringe dos clases de dolor. El primero es esa sensación punzante que se produce cuando la aguja atraviesa la piel. El segundo es una molestia más profunda cuando la inyección empuja a las fibras musculares  a separarse, creando un pequeño saco para el líquido que se inyecta. Cuanto mayor sea el volumen de líquido, mayor será el dolor. Los músculos más grandes, como los de las nalgas y muslos, pueden acomodar confortablemente dos o tres milímetros de líquido. En los más pequeños, como los de los hombros, un milímetro se acerca al límite máximo de confort. El fluido desaparece cuando el medicamento es absorbido, pero el lugar del pinchazo permanece ligeramente dañado e inflamado durante más tiempo. Si os inyectáis en el mismo sitio sin dejar pasar unos pocos días, puede causar una situación de doble peligro. Doble de líquido, doble de lesión, doble de dolor.
El tamaño de la aguja también influye en la intensidad del dolor. Las de mayor diámetro producen más daño que las más estrechas. El diámetro de la aguja en milímetros se denomina calibre. Cuanto mayor sea el calibre, más gruesa es la aguja. Obviamente, las agujas más finas causan menos daños en los tejidos; pero a mayor estrechez, mayor dificultad para inyectar el liquido. La viscosidad de los esteroides con excipiente oleoso es demasiado alta como para pasar a través de agujas finas. Como norma, esta clase de esteroides pueden inyectarse con una aguja de 0,7milimetros de calibre; y los menos viscosos, con excipiente acuoso, pueden administrarse con una de 0,6 ó 0,5. Para mejorar la comodidad y seguridad de las inyecciones regulares, es mejor utilizar agujas lo más finas posibles. La longitud de la aguja también es importante. Se requiere una aguja de 4 centímetros para realizar una inyección intramuscular profunda en los músculos más grandes, como los de las nalgas. Agujas más cortas pueden utilizarse para inyectaren músculos mas pequeños. Si en estos se usa una de 4 cm, probablemente se dañara un nervio o un vaso sanguíneo subyacente.
Cada vez que una aguja pincha un musculo, se produce una pequeña hemorragia. Bajo circunstancias normales, esto no sería problema; pero si la aguja pincha un vaso sanguíneo, la pérdida de sangre en los tejidos circundantes causara un significativo y doloroso hematoma. Mucho peor es aun inyectar la droga directamente en el torrente sanguíneo, lo que puede causar un embolismo con riesgo vital, choque o parada cardiaca. Una hemorragia en el sitio de la pinchada no suele necesitar tratamiento, pero tarda una semana aproximadamente en curar. Las hemorragias pueden minimizarse aplicando presión directa con un algodón en el lugar exacto del pinchazo, mantener la presión un minuto o dos asta estar seguros que se ha detenido la hemorragia.
Una aguja de inyección causa un daño muscular. El pinchazo produce un agujero que cura formando una pequeña cicatriz. El ligero tejido cicatricial de una inyección no es un grave problema; pero pinchazos repetidos, eventualmente crearan una gran área de cicatrización. Las siguientes inyecciones en este duro y rígido tejido llegaran a hacerse dificultosas y dolorosas. Muchos deportistas no se dan cuenta de que el tejido de cicatrización no es un tejido normal pues no se contrae ni se flexiona. Es justo como si el musculo se fibrosara.
Para minimizar el tejido cicatricial, reducir el número de pinchazos misma zona y variar los sitios. Seguir una rotación significa utilizar un sitio diferente cada vez que te inyectes, evitando pinchazos en la misma zona, al menos, una semana o dos. Para ilustrar este punto, supongamos que necesitáis inyecciones intramusculares regulares por una razón médica legítima. El profesional de enfermería seleccionara un sitio diferente de inyección cada vez. Por ejemplo: inyección 1, en la nalga derecha; inyección 2, en la nalga izquierda; inyección 3, en el muslo izquierdo; inyección 4, en el muslo derecho; inyección 5, en la nalga derecha otra vez; y así sucesivamente.
Resulta espeluznante saber cómo los deportistas juegan su propia versión de la ruleta rusa con las inyecciones de esteroides, pinchándose a ciegas diferentes partes de su cuerpo sin conocer la localización de nervios y vasos sanguíneos. Las inyecciones locales son una práctica común entre cada vez mas deportistas de todas las disciplinas. Los esteroides se inyectan directamente en la masa muscular para inducirlo. El problema estriba en que la mayoría de los músculos están íntimamente relacionados con nervios, vasos sanguíneos y otras importantes estructuras anatómicas. Por ejemplo, el nervio radial subyace inmediatamente por debajo de la parte central del tríceps, el nervio ciático pasa por debajo de la porción inferior de los glúteos y el nervio axilar subyace por debajo del musculo deltoides. Si una aguja pincha una arteria o vena, la sangre extravasada creara una colección de sangre de gran volumen. Si el pinchazo es en un nervio se siente como una descarga eléctrica. El nervio dañado puede resultar en una pérdida de sensibilidad y debilidad muscular.
Entonces, os preguntareis; ¿cuáles son los lugares de inyección más seguros? Después de revisar un texto medico, se puede aprender que los lugares más seguros para inyecciones intramusculares son el cuadrante de las nalgas, la cara lateral del tercio medio del muslo, y la cara externa del hombro.
Otro posible efecto secundario de una mala técnica de inyección es la infección, que por lo común se produce por contaminación accidental de una aguja estéril, por reutilización de las agujas o por compartir las mismas o viales multidosis con otras personas. Todas las inyecciones deben ponerse empleando una técnica estéril, en un entorno limpio, sin contaminar el extremo de la aguja. El vestuario de ningún sitio puede calificarse de zona estéril claro; limpiar la piel con un algodón y alcohol puede reducir el riesgo de infección. Si la aguja aparece sucia al abrir su envoltorio estéril, se corre el riesgo de introducir una infección bacteriana debajo de la piel, que puede desarrollar un absceso con pus que necesitara ser drenado quirúrgicamente. Los esteroides falsificados o de contrabando, que no han sido sometidos a una esterilización adecuada, pueden incrementar también el riesgo de infecciones bacterianas. Una complicación infecciosa más seria puede provenir del uso compartido de agujas. Esta peligrosa práctica conlleva el riesgo de transmisión del VIH y de los virus de las hepatitis B o C.
Aunque el consumo a corto plazo de dosis bajas de testosterona parece relativamente seguro, el riesgo potencial para la salud del uso de esteroides a largo plazo está todavía pendiente de ser estudiado. A medida que aumenta la dosis y la duración del uso de esteroides, así aumenta también el riesgo para la salud. Relativamente, efectos secundarios menores pueden implicar grandes problemas, manifestándose como lesiones cardiacas o hepáticas irreparables, hipertensión arterial, embolias o ataques al corazón.
A los que habéis vendido vuestra alma al diablo… no os deseo ningún mal de los narrados aquí. A los potencialmente futuros usuarios…os dejo un mensaje claro; si todo el mundo saltara por un acantilado, ¿les seguiríais? La autoadministración de esteroides anabolizantes es ilegal y peligrosa. Como ocurre con cualquier droga. Hay un uso y un abuso. El viejo dicho de que: todo con moderación; se cumple aquí sin ninguna duda. Lo más probable es que al menos uno de cada cinco lectores de este artículo haya utilizado algún tipo de esteroide anabolizante alguna vez. Si decidís utilizar alguna vez estas drogas, utilizad dosis bajas y ciclos cortos adecuados a vuestra envergadura física. Recordad que el deporte y el atletismo, mi más querida disciplina, se presupone que es para dar y adquirir salud y no para perderla en una carrera hacia una muerte prematura y no os cofundáis con los suplementos nutricionales que esos si son de gran ayuda en las personas con mucho desgaste por repetidos entrenamientos muchos de estos intensos, como vitaminas, bebidas y batidos diversos etc.
Os dejo un mensaje Para todo el querido  mundo deportivo en general.

Muchas gracias.
Joan Corre.






4 comentarios:

Eva BSanz dijo...

Hola,
Las imágenes impactan y con sinceridad y sin tapujos. Los cuerpos anarbolizados dan Asco...!!!

PD: Extraordinaria entrada.

Saludos

Joan Corre dijo...

saludos EVA, para mi tampoco es agradable ver los resultados de tales practicas. espero que mi articulo ayude a alguien a recapacitar o simplemente despeje dudas sobre el tema, muchas gracias.
un abrazo.
Joan Corre.

Ursus Andinus - IronGandho dijo...

Que fuerte artículo, una gran recopilación amigo.

Nunca me ha atraido, y sus efectos segcundarios me aterrorizan, aparte que para deportes de larga y ultra distancia no son muy útiles los esteroides y anabolizantes. Realmente es muy feo por cómo se llegan a deformar el cuerpo (al igual que las modelos anoréxicas).

Creo que con este antecedente deberíamos indagar sobre el EPO, dilatadores bronquiales, inhibidores de ácido láctico, y otras drogas del deporte, por ejemplo; pues para el rendimiento afecta de diferente manera. Y es un tema que interesa mucho y que en deportes como el ciclismo se llega a satanizar de forma extrema en cambio otros como el fútbol no sanciona mayormente por el tipo de controles.

Un gran abrazo y siempre es un gusto pasar por este rincón y leer tus lineas amigo.

Un gran abrazo desde Ecuador

Anónimo dijo...

It is the best time to make a few plans for the longer term and it's time to be happy. I have learn this put up and if I may I wish to counsel you some attention-grabbing things or advice. Maybe you could write next articles regarding this article. I desire to learn even more issues about it!

Review my site: Boldenone Undecanoate